Convertir un No en un Sí

¿Sabes cómo los grandes vendedores profesionales pueden superar uno de sus mayores temores , la palabra “no”.?

Las investigaciones demuestran que oímos la palabra “no” muchas veces más de lo que hemos oído  la palabra “sí”. Y así, tal vez pensarías que estaríamos acostumbrados a escuchar la palabra “no”. Pero en realidad, cuando empezamos en nuestra aventura empresarial, nuestro mayor temor y mayor obstáculo a superar es aprender a manejar la palabra “no”. 

Puede que tengas toda la energía y la pasión del mundo, pero si oyes la palabra “no” con demasiada frecuencia,  la pasión puede comenzar a fallar, y las preguntas y las dudas comienzan a tomar su lugar.

Te compartiré mi experiencia, pues si yo quería tener éxito en mi empresa, una de las cosas que yo tenía que entender era cómo convertir un “no” en un “sí”, porque era el “sí”   lo que iba a permitir que el negocio creciera. Por lo tanto, di un paso atrás, y me di cuenta de que se trataba de la conversación. Inicialmente, yo estaba haciendo todo sobre , mi negocio, mi oportunidad, y mi viaje. Pero no debería ser nada sobre , y todo sobre ellos.

Tuve que empezar a construir relaciones con las personas y descubrir lo que era importante para ellos. Tenía que ser más cuidadoso y más consciente. Y en especial tuve que entender que tal vez no ocurriera la primera vez. A veces no es la primera conversación que descubre los resultados, pero si muchas conversaciones.

Fue un cambio para mí cuando empecé a tener conversaciones con las personas, preguntando cómo eran o lo que eran  sus planes . Cuando empecé a conectar con  ellos, me di cuenta de que la gente me abrían su corazón con confianza, cada vez más, mucho más. Luego, al encontraba el verdadera  requerimiento de la persona, mencionaba por qué era importante (atender el requerimiento), por lo que me apasionaba y por qué me gustaría tener una conversación con ellos.

Y aquí estaba la clave … antes, cuando dijeron “no” en este momento, yo ofrecía una solución y opciones para ayudarlos a que tomaran una decisión “para su vida” y ese era el final de la historia. Pero ahora que estaba enfocado en ellos y no en mí, estaba listo para abrazar a los “no”. Y así, cuando alguien me dio un “no”, yo diría: “Gracias por su honestidad. Realmente lo aprecio. Sin embargo, estoy realmente apasionado por lo que estoy haciendo, y aunque el tiempo no es el adecuado para usted, ¿podemos mantenernos en contacto? ¿Puedo darte una llamada dentro de unas semanas?, ¿Qué personas a usted le gustaría que conociera la misma información que le compartí? Gracias y por cierto ¿alguien que usted sepa desee más generar ingreso extra? ”

Y ellos dirían: “Sí”. En esa conversación, simplemente abrazando el “no” y diciendo que está bien, pude convertir un “no” en un “sí”. Y de repente, logré concretar muchas citas, estaba logrando “Sí” después de “sí”.

Los llamaría nuevamente según lo acordado, y descubriría cómo habían estado, lo que era nuevo con ellos. Y si todavía decían que no era el momento adecuado, yo diría: “Eso no es problema. ¿Por qué no le doy otra llamada en quizás tres o cuatro semanas? “Así que, cada” no “se convirtió en un” sí “de una manera u otra.

 

Recuerda: “¡Nunca desees que el trabajo sea  más fácil, desea SER mejor!”

Entra en contacto con tu Coach de negocios  Juan Francisco García.

“…porque tener un Negocio debería PERMITIRTE

DISFRUTAR más de la VIDA…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *